#SaberDeVino: 10 beneficios del consumo de vino tinto

Cada vez son más los estudios científicos que se realizan para conocer en profundidad los beneficios del consumo regular de  cierto tipo de bebidas y alimentos, y concretamente cada vez son más los estudios que se realizan sobre las propiedades beneficiosas que tiene consumir vino tinto, y es que muy pocos productos tienen tantas cualidades beneficiosas como el vino tinto:

1. El vino tinto actúa como quema grasa. Consumir vino tinto activa el gen encargado de impedir la formación de nuevas células de grasa, y además, contribuye a movilizar las células de grasa existente. A esta conclusión ha llegado un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

2. El vino tinto mejor la capacidad cognitiva. La elevada presencia de antioxidantes en el vino disminuye la inflamación, favoreciento el estado de arterias y la no coagulación, mejorando así el riego sanguíneo, que contribuye a una mejora del funcionamiento del cerebro, y la prevención de la demencia.

3. El vino tinto aumenta la sensación de bienestar. La Universidad de California ha concluído que el consumo moderado de vino favorece la liberación de endorfinas en dos áreas del cerebro, aumentando así la sensación de placer y bienestar.

4. El vino tinto combate las infecciones bucales: Un estudio realizado por investigadores italianos ha concluído que algunos compuestos presentes en esta bebida detienen el crecimiento bucal de los estreptococos y bacterias  relacionadas con las caries, gingivitis y dolores de garganta..

5. El vino tinto combate la vida sedentaria: The FASEB Journal, en una de sus publicaciones concluye que el resveratrol presenta en la uva disminuye las consecuencias negativas de la vida sedentaria.

6. El vino reduce el riesgo de cáncer: al resveratrol, también se le atribuye propiedades de bloqueo del crecimiento de células cancerígenas del cáncer de mama y reducción del riesgo de cáncer de pulmón en hombres fumadores.

7. El vino tinto acentúa el sentido del gusto. El consumo de vino tinto durante las comidas ayuda a percibir mejor los sabores que cuando se acompaña las comidas de agua. El vino es un eficaz limpiador del paladar: las propiedades astringentes del vino, evitan la excesiva sensación de grasa causada por alimentos como carnes rojas y permiten degustar mejor. 

8. El vino tinto contribuye a la salud cardiovascular. El consumo moderado de una o dos copas de vino aumenta el nivel del colesterol bueno en sangre, y previene las complicaciones cardiovasculares.

9. El vino tinto cuida la próstata. Se ha comprobado que a partir los 40 años, siete vasos de vino tinto semanales ayuda a reducir en 52% los diagnósticos de cáncer de próstata.

10. El vino tinto contribuye a hábitos saludables. Un estudio en el British Medical Journal concluyó que los aficionados al vino suelen comprar alimentos más sanos, con una dieta más equilibrada, en comparación con los consumidores de otras bebidas alcohólicas como la cerveza.